Menu
Cacao Glamping
2331
post-template-default,single,single-post,postid-2331,single-format-standard,eltd-core-1.2,borderland-theme-ver-2.4,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,side_menu_slide_with_content,width_470, vertical_menu_with_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Yasuní: Templo de Biodiversidad

glamping ecuador

Yasuní: Templo de Biodiversidad

Un destino mágico y emocionante en el corazón del bosque húmedo tropical de la amazonia.

Aquí, el silencio no existe… Envuelto por la armonía del ruido de la naturaleza, el viajero se encuentra sumergido en la amazonia, rodeado de innumerables especies de aves; cada una con un canto singular y cuyo vuelo pinta el cielo de colores desde el amanecer hasta el ocaso. Monos, caimanes, ranas, insectos y nutrias gigantes se unen al temario natural y viven en absoluta libertad desplazándose por los árboles, ríos y senderos.

Visitar el Parque Nacional Yasuní, el área protegida más grande del Ecuador continental y uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta, es un viaje que se debe realizar si tenemos oportunidad por lo menos una vez en la vida. Es uno de aquellos destinos que enamoran, que te pueden cambiar la vida y enriquecer en el ámbito cultural, natural, de conciencia ambiental y de conexión intensa con la Pacha Mama, mientras disfrutará de paisajes de ensueño.

AVENTURA Y ADRENALINA

Oportunidad de ver anacondas tomando sol, enormes caimanes negros nadando por lagunas o ríos, sentir que te rodea una manada zaínos de monte, y ver a tan solo dos metros de distancia bandadas de guacamayos rojos en el salero, decenas de aventuras que puedes vivir. En el Parque Nacional Yasuní no falta la adrenalina, que fluye en el cuerpo junto a un sentimiento de enriquecimiento que atrae las maravillas y energía de la naturaleza.